“Maravilla” Martínez ya tiene sparrings en Capilla del Monte


“Maravilla” Martínez ya tiene sparrings en Capilla del Monte

Capilla está movilizada por la posibilidad de que Sergio Martínez se instale allí para preparar la revancha con Chávez Jr.

14/10/2012 11:00

Un par de malabaristas subidos a sus monociclos ofrecen una bienvenida distinta en Capilla del Monte. Es la siesta, y todo parece acallarse en esta ciudad conocida por el cerro Uritorco y sus extrañas luces nocturnas, por la manía alienígena que persiguen muchos de sus pobladores, y por su encanto natural y paisajístico.

Y la noticia de que el campeón mundial de boxeo Sergio “Maravilla” Martínez la eligió como un posible destino para sus entrenamientos de cara a la próxima pelea por el título, despertó un rumor feliz entre la mayoría de sus pobladores.

Pero entre los pibes que practican boxeo en el Club Atlético Capilla del Monte el sueño es intercambiar algunos golpes con el campeón. “Si caigo en la primera vuelta, no importa”, dice “el Pili” Luna, uno de los créditos de este pequeño club de las sierras.

En la calle techada, Osvaldo Guerrero toma un café y se fuma un cigarrillo mientras habla de las bondades del boxeo como deporte. “Yo fui juez y veedor de la Federación Argentina de Box y trabajé en todo el valle de Punilla”, cuenta y añade: “En la ciudad hay infraestructura para recibirlo y, además, una gran belleza natural, el clima y la gente de pueblo”.

Y hasta el intendente Gustavo Sez se puso a buscar lugares para que el equipo del campeón se aloje y tenga todas las comodidades.

“Ya nos hemos puesto en contacto con él para contarle que hay un hotel que le ha ofrecido alojamiento en la ciudad”, dice y agrega: “Tenemos muchas expectativas en eso porque, además de lo turístico, para los chicos estar con el campeón va a ser impresionante. Es tan buena persona que el hecho de que los chicos tengan un contacto mano a mano es como tener a Dios que te sienta en la falda”.

Entre el frigorífico y el ring

A Pablo Vivas le dicen “el Tanque” y es uno de los boxeadores que tiene para mostrar Capilla del Monte. Tiene varias peleas como amateur en distintos clubes del Valle y trabaja en un frigorífico y en la construcción. Ahora sumó un nuevo sueño: ser sparring de “Maravilla”. “Sería una muy buena oportunidad para Capilla y para la gente. Es un capo el chabón. Ojalá que venga y que tengamos la posibilidad de presentarnos y ver qué se puede hacer”, dice.

“Me vine de Santa Fe buscando otro ritmo de vida. Me fue bien y si se presenta esta oportunidad, va a ser mucho mejor”, agrega.

Junto a él, Daniel Fandino, es dueño del frigorífico Villa María y el karateca del pueblo. “Yo voy, pero me tiene que dejar usar las piernas; si no, voy muerto”, dice entre risas.

Capillenses en el ring

Andrés “el Cuete” Falcón fue uno de los boxeadores más destacados que dio este pueblo. Hoy reparte su día entre su trabajo como albañil y el de entrenador de boxeo en el Club. Allí, unos 15 chicos hacen sus primeras armas en el deporte. “Soy fanático de Ray Sugar Leonard, de Alí, de gente que caminaba el ring y ‘Maravilla’ mostró eso en la pelea contra Chávez”, expresa.

“El boxeo es mucha técnica y es lo que trato de enseñar acá. Por eso, el hecho de que venga ‘Maravilla’ es un incentivo para que los chicos aprendan y puedan conocerlo”, asegura

Entre sus preferidos está Gustavo “Pili” Luna, que trabaja de mozo y barman y siente pasión por este deporte. “Es un privilegio, un orgullo tener el mejor boxeador argentino en Capilla. La mayoría del pueblo está orgullosa”, afirma “el Pili”, que no le tiene miedo a ser sparring del campeón. “Sería un orgullo ser sparring. Recibiría todos los golpes y si caigo en la primera vuelta, no tendría problemas”.

Esperando al campeón

En los bares del centro de Capilla casi todos conocen la información que circuló con la posibilidad de que “Maravilla” Martínez llegue a la ciudad para entrenarse para su próxima pelea, en 2013.

Incluso se habla de que “Maravilla” habría comprado una gran casa en cercanías de Las Gemelas, un paraje cercano a las sierras.

Otros aseguran que el campeón ya estuvo en Capilla cuando nadie lo conocía. “Dicen que acampó en el Uritorco y que esa vez aseguró que éste es su lugar en el mundo”, relata el mozo de un bar con ganas de meterse a boxear y ser también sparring, si el campeón lo necesita.

Entre carnavales alienígenas, avistajes de Ovnis y cultos de variadas procedencias, Capilla puede sumar otro condimento a su propuesta turística el próximo verano.

“Acá a los famosos no se los molesta”, afirma Lucas Sierra, mozo de un bar en la Calle Techada. “Aquí vienen a comer Patricia Sosa, su marido Jorge Mediavilla, también estuvo Adrián Otero, dos semanas antes del accidente. Y nadie los molesta”, afirma el joven que ya quiere calzarse los guantes para enfrentar a “Maravilla” en un ring.

FUENTE: LA VOZ DEL INTERIOR



Share     Report     Print Article
1 comment